Vomitos de sangre en perros

remedio casero para los vómitos de sangre y mucosidad del perro

Definitivamente es aterrador ver que la sangre sale de la boca de tu querido perro, dejándote en modo pánico. Sin embargo, es esencial mantener la calma para poder pensar en cómo ayudar a tu amigo peludo. Hay varias razones por las que tu perro puede vomitar sangre. Es vital encontrar la causa subyacente para poder tratarlo con eficacia. Lo primero que hay que hacer es llevar a su perro al veterinario para que lo examine adecuadamente. Cuanto más rápido reciba su perro un diagnóstico, mejor será su pronóstico.

Si su perro presenta recientemente síntomas graves de vómitos con posibles hemorragias, lo mejor es tener alguna idea de lo que está ocurriendo antes de visitar al veterinario. Afortunadamente, podemos proporcionarle toda la información que necesita para orientarle en la dirección correcta.

Es conveniente que le proporciones al veterinario toda la información posible para que pueda diagnosticar esto rápidamente. Si los vómitos se producen varias veces en un día o durante más de un día consecutivo, debes llamar al veterinario ahora.

La hematemesis es el término médico para referirse a los vómitos de sangre, y hay una gran variedad de causas para los síntomas. Cuando veas que tu perro vomita sangre y bilis, esto puede indicar que el esófago o el sistema gastrointestinal han sufrido una irritación o un traumatismo grave. La irritación y la inflamación del colon o los intestinos pueden provocar la expulsión de sangre a través del vómito.

  Camping que aceptan perros

¿es una emergencia que el perro vomite sangre?

“No es evidente para todo el mundo cuál es la diferencia entre vomitar y regurgitar, o incluso que haya una diferencia, pero la hay. Son fenómenos distintos y pueden ser signos de problemas o condiciones muy diferentes.

La diferencia es que los vómitos se producen cuando el perro vomita comida parcialmente digerida, mientras que la regurgitación se produce cuando el perro vomita comida no digerida; esto suele ocurrir después de haber comido y sin previo aviso.

Esto puede venir de mucha hierba, o podría ser la bilis. En cuanto a la escala de colores del vómito del perro, el verde no suele ser motivo de preocupación, a menos que el perro vomite en exceso. Si vomita mucho o durante mucho tiempo, no dude en llamar a su veterinario.

Los vómitos negros son complicados. Puede ser de barro o suciedad digestiva (nada de lo que preocuparse) o el signo de una úlcera o toxina no digerida (definitivamente algo de lo que preocuparse). El truco está en mirarlo de cerca: ¿de qué color es realmente el vómito? Si parece un poco como gránulos de café, o si está teñido de rojo (incluso de un rojo muy oscuro), deberías contactar con tu veterinario.

primeros auxilios para el perro que vomita sangre

El término técnico para los vómitos de sangre es “hematemesis”. Dependiendo de dónde se origine la hemorragia, los episodios pueden incluir sangre fresca de color rojo brillante o sangre parcialmente digerida que se parece más a los posos del café. También puede haber heces oscuras, de aspecto alquitranado, que pueden ser un signo de hemorragia intestinal.

  Embalse de el burguillo

La sangre puede proceder del estómago, del esófago (tubo entre la boca y el estómago) o de la parte superior del intestino (la parte del tracto intestinal conectada al estómago). Además, en ocasiones, una hemorragia grave en la boca o en las vías respiratorias puede hacer que el perro trague sangre y la vomite. La hemorragia puede estar causada por cualquier cosa que provoque una lesión, irritación o inflamación del revestimiento de estos órganos.

Cualquiera de ellas es posible. Los vómitos pueden provocar una irritación del tracto digestivo, lo que a su vez provoca una hemorragia. O bien, una hemorragia importante puede llenar el estómago y desencadenar los vómitos. También es posible que tanto la hemorragia como los vómitos estén provocados por un único factor (como ciertas infecciones víricas).

sangre en el vómito de la bilis del perro

TopDiagnóstico del Vómito de Sangre en PerrosLa hematemesis no es un diagnóstico en sí mismo, pero es un síntoma importante que ayudará al veterinario a identificar la condición de su perro. Tendrá que dar un historial médico completo; la ingestión reciente de medicamentos como los AINE o los corticosteroides puede ser especialmente importante. La vacunación reciente, la exposición a un envenenamiento o un posible traumatismo que pudiera causar una hemorragia interna o un shock también son relevantes. Una buena descripción de los síntomas de su perro, incluyendo la cantidad de sangre presente y si el problema es agudo o crónico, ayudará a eliminar algunas posibilidades. Otros síntomas, como la fiebre, la diarrea o los signos de shock, pueden indicar lo que puede ocurrirle a su perro.

Dependiendo de la gravedad de la afección, se suelen realizar análisis de sangre para comprobar si hay anemia, trastornos de la coagulación o niveles elevados de glóbulos blancos debido a una infección. Esto también puede ayudar a diagnosticar enfermedades hepáticas y renales, así como síndromes paraneoplásicos derivados del cáncer. El análisis de orina puede evaluar aún más muchas de estas afecciones. La ecografía o las radiografías pueden ser necesarias para comprobar la existencia de tumores cancerosos o lesiones internas.ArribaTratamiento de los vómitos de sangre en los perrosLos perros que están muy enfermos y han perdido mucha sangre pueden necesitar transfusiones inmediatas de sangre o plasma. Los fluidos y electrolitos intravenosos tratarán el shock y equilibrarán la deshidratación por los vómitos. Las formas graves de gastritis, especialmente la gastroenteritis hemorrágica, pueden poner en peligro la vida si no se tratan inmediatamente. Las infecciones víricas, como el parvovirus y el coronavirus, también deben tratarse de forma sintomática. Pueden administrarse antibióticos para tratar los vómitos causados por una infección bacteriana.

Por Emilio Velazquez

Soy Emilio Velazquez webmaster y principal redactor de webinstant.es . Me encantan los perros y el café caliente por las mañanas.