Heridas en las patas de los perros

patas rojas del perro

Si su perro se ha lesionado las patas, debe ocuparse de ello de inmediato. Tu mascota necesita unas patas y unas almohadillas sanas para desplazarse por el mundo. Esta zona de su cuerpo está en contacto con el suelo y les lleva a donde necesitan ir. Las almohadillas de las patas de un perro amortiguan cada paso y, al mismo tiempo, proporcionan tracción para evitar resbalones. También protegen los huesos y las articulaciones de los golpes sufridos al correr y caminar. Además, aíslan el pie de las inclemencias del tiempo y ayudan a desplazarse por terrenos accidentados. Entonces, ¿qué debe hacer si su perro se lastima la almohadilla del pie? Siga leyendo para descubrirlo.

Por desgracia, esta zona no aguanta bien los puntos de sutura, por lo que los cortes y pinchazos tardan más en curarse. Además, caminar sobre una herida abierta puede retrasar la curación, y puede producirse una infección. Si esto ocurre, el perro podría acabar con un problema mayor.

1. Limpie la herida. Es posible que todavía haya objetos extraños, como fragmentos de vidrio o metal, alojados en la almohadilla. Si puedes cogerlos con unas pinzas, retíralos con cuidado. A continuación, lava la pata para eliminar las partículas más pequeñas.

suturar la almohadilla de la pata del perro

Las almohadillas son las partes finales de la pata del perro y están en contacto permanente con el suelo, soportando todo el peso del animal al caminar y correr. Es muy importante mantener la integridad de este tejido porque las almohadillas constituyen la única barrera entre los tejidos más sensibles del perro y las superficies y objetos dañinos del suelo. A continuación encontrará una lista de las causas de las heridas más comunes en esta región, así como el tratamiento adecuado y las posibles complicaciones.

  Platja de la renegá

– Heridas por traumatismo, cuando el perro se corta la almohadilla al pisar astillas, cristales, púas metálicas y otros objetos afilados. En estos casos, la herida suele atravesar la membrana, sangra y suele ser bastante profunda. Suele requerir puntos de sutura.

– Erosión. Las almohadillas de las patas pueden sufrir erosión cuando los perros caminan durante mucho tiempo por terrenos duros y abrasivos. Por ejemplo, sobre rocas volcánicas o playas pedregosas. La almohadilla de la pata puede sangrar, pero la herida no suele ser muy profunda, aunque puede tener un aspecto muy sucio.

Las grietas que no son profundas ni sangran pueden ser evidentes. En este caso, es importante evitar que se agrave la lesión impidiendo que el perro camine sobre un terreno que pueda causar más daños (por ejemplo, asfalto caliente, nieve, hielo, agua helada, grava afilada, residuos de la construcción y otros materiales potencialmente corrosivos). Debe aplicarse vaselina, sobre todo si el animal va a seguir caminando por el mismo terreno, como es el caso de los perros de trineo o de caza.

  Convenio europeo de protección de animales de compañía

herida entre las patas

Las almohadillas de las patas de los perros tienen una piel especializada, muy diferente a la nuestra o a la de otras partes del perro. Los cortes, los rasguños y las uñas rotas pueden requerir un tratamiento especializado y atención veterinaria. Aunque las lesiones en la almohadilla de la pata y la zona circundante pueden ocurrirle a cualquier perro, pueden tomarse algunas medidas para ayudar a reducir los riesgos, como utilizar el equipo adecuado para su entorno, mantener las almohadillas de la pata de su perro hidratadas y mantener sus uñas correctamente cortadas.

También hay que abordar el problema de masticar y lamer las patas si se produce una lesión en ellas o si se prolonga durante más de un día o dos. Este comportamiento puede ser indicativo de otros problemas de salud graves, como alergias alimentarias, artritis o incluso desequilibrios hormonales.

Se pueden deducir muchas cosas sobre el estado de las patas de su mascota con una inspección minuciosa de la pata y la almohadilla de las patas afectadas. Tenga cuidado al inspeccionar las patas de su perro, ya que puede reaccionar de forma imprevisible al dolor. Entre las zonas que hay que revisar en las patas de su perro se encuentran las siguientes

vendaje de la pata del gato

Los perros pasan la mayor parte de su tiempo sobre sus patas caminando, corriendo y buscando, por lo que es fácil ver lo importante que es asegurarse de cuidar bien las patas de su perro. Las almohadillas de las patas proporcionan aislamiento a los pies del perro, ofrecen tracción, ayudan a mantener el equilibrio, a reducir la velocidad y a detenerse, y actúan como amortiguadores de los huesos y las articulaciones que componen los pies y las patas del perro.  A pesar de que son duraderas y están diseñadas para soportar una gran cantidad de actividad y desgaste, se encuentran con algunos problemas.

  Tetanos tiempo de incubacion

Al igual que los humanos, las mascotas pueden sufrir todo tipo de alergias. Las mascotas que padecen alergias sufren picores, especialmente en las patas, y suelen morderlas, lamerlas o masticarlas para intentar aliviar el picor. También son más propensos a padecer infecciones crónicas de oído y de piel, así como problemas en las glándulas anales. En algunos casos, el lamido excesivo puede causar irritación o lesiones, y puede hacer que la pata sea más susceptible a infecciones secundarias por hongos y bacterias. Las mascotas que se lamen excesivamente las patas deben ser evaluadas por un veterinario para detectar alergias.

Por Emilio Velazquez

Soy Emilio Velazquez webmaster y principal redactor de webinstant.es . Me encantan los perros y el café caliente por las mañanas.