Recetas fáciles y ricas con acelgas

Recetas con acelgas y col rizada

En el espectro de las verduras, las acelgas se sitúan entre las espinacas y la col rizada: no son tan tiernas como las espinacas ni tan duras como la col rizada. Pero, al igual que las espinacas, se pueden saltear fácilmente en un poco de aceite de oliva en pocos minutos.

Los tallos pueden ser duros. Puedes retirarlos y desecharlos (o hervirlos y mezclarlos con mantequilla), si algunos de los tallos están tiernos, simplemente saltéalos primero antes de añadir las hojas, para darles más tiempo de cocción.

Por cierto, las acelgas no sólo están repletas de vitaminas (vitaminas K, A y C), sino que también son antiinflamatorias y ayudan al organismo a gestionar el azúcar en sangre. Es de la misma familia que la remolacha, las espinacas y la quinoa. ¡Más razones aún para comer acelgas!

Para este fácil salteado estamos cocinando las acelgas en un poco de aceite de oliva con un poco de ajo en rodajas finas y escamas de pimiento rojo. También incluimos semillas de cilantro que tienen un sabor fantástico con las acelgas. Si no tiene cilantro, puede prescindir de él, pero si lo tiene hará que este sencillo plato de acelgas sea realmente especial.

Hay varias variedades de acelgas, y casi siempre son intercambiables en las recetas. Son sus tallos, no sus hojas, los que diferencian las variedades. Las acelgas suizas suelen referirse a las acelgas con tallos blancos. Las variedades con tallos rojos son las acelgas ruibarbo (diferentes del ruibarbo que se utiliza para hacer tartas), rojas o rubíes. Las acelgas arco iris tienen tallos multicolores. Para esta receta, utilice cualquier variedad.

  Patatas cocidas con queso

Recetas de pasta con acelgas

¿Quiénes son mis amantes de las acelgas?  Si te gustan las acelgas, esta receta de acelgas salteadas sencillas te encantará. Es muy fácil de preparar y sólo tiene 80 calorías por ración. Es naturalmente vegana y sólo tiene 7 gramos de carbohidratos netos por porción.

Si está atrapado en la rutina de las espinacas baby de una caja de plástico cada semana, ¡es hora de subirse al tren de las acelgas! No te sientas intimidado por ella, no es tan aterradora como parece y es muy buena para ti. Antes de llegar a los consejos sobre cómo hacer este sencillo salteado de acelgas, ¡aquí tienes algunos datos útiles sobre ellas!

La acelga es una verdura de hoja que está relacionada con la remolacha. Tiene tallos crujientes que suelen ser rojos, aunque también pueden ser blancos o amarillos. El color de las hojas varía entre el verde oscuro y el verde rojizo. El sabor es similar al de la remolacha y las espinacas, con un ligero amargor y un fuerte sabor a tierra.

Las acelgas son totalmente comestibles, incluidas las hojas y los tallos. Los tallos necesitan un poco más de tiempo de cocción que las hojas porque tienen mucha celulosa que necesita ablandarse durante más tiempo. Las hojas se cocinan rápidamente.

Recetas con acelgas

En el espectro de las verduras, la acelga se encuentra entre las espinacas y la col rizada: no es tan tierna como las espinacas ni tan dura como la col rizada. Pero, al igual que las espinacas, se pueden saltear fácilmente en un poco de aceite de oliva en pocos minutos.

  Salsa light para ensaladas

Los tallos pueden ser duros. Puedes retirarlos y desecharlos (o hervirlos y mezclarlos con mantequilla), si algunos de los tallos están tiernos, simplemente saltéalos primero antes de añadir las hojas, para darles más tiempo de cocción.

Por cierto, las acelgas no sólo están repletas de vitaminas (vitaminas K, A y C), sino que también son antiinflamatorias y ayudan al organismo a gestionar el azúcar en sangre. Es de la misma familia que la remolacha, las espinacas y la quinoa. ¡Más razones aún para comer acelgas!

Para este fácil salteado estamos cocinando las acelgas en un poco de aceite de oliva con un poco de ajo en rodajas finas y escamas de pimiento rojo. También incluimos semillas de cilantro que tienen un sabor fantástico con las acelgas. Si no tiene cilantro, puede prescindir de él, pero si lo tiene hará que este sencillo plato de acelgas sea realmente especial.

Hay varias variedades de acelgas, y casi siempre son intercambiables en las recetas. Son sus tallos, no sus hojas, los que diferencian las variedades. Las acelgas suizas suelen referirse a las acelgas con tallos blancos. Las variedades con tallos rojos son las acelgas ruibarbo (diferentes del ruibarbo que se utiliza para hacer tartas), rojas o rubíes. Las acelgas arco iris tienen tallos multicolores. Para esta receta, utilice cualquier variedad.

Cómo cocinar acelgas de la huerta

¿Quiénes son mis amantes de las acelgas?  Si te gustan las acelgas, esta sencilla receta de acelgas salteadas te encantará. Es muy fácil de preparar y sólo tiene 80 calorías por ración. Es naturalmente vegana y sólo tiene 7 gramos de carbohidratos netos por porción.

  Recetas de fideos de arroz

Si está atrapado en la rutina de las espinacas baby de una caja de plástico cada semana, ¡es hora de subirse al tren de las acelgas! No te sientas intimidado por ella, no es tan aterradora como parece y es muy buena para ti. Antes de llegar a los consejos sobre cómo hacer este sencillo salteado de acelgas, ¡aquí tienes algunos datos útiles sobre ellas!

La acelga es una verdura de hoja que está relacionada con la remolacha. Tiene tallos crujientes que suelen ser rojos, aunque también pueden ser blancos o amarillos. El color de las hojas varía entre el verde oscuro y el verde rojizo. El sabor es similar al de la remolacha y las espinacas, con un ligero amargor y un fuerte sabor a tierra.

Las acelgas son totalmente comestibles, incluidas las hojas y los tallos. Los tallos necesitan un poco más de tiempo de cocción que las hojas porque tienen mucha celulosa que necesita ablandarse durante más tiempo. Las hojas se cocinan rápidamente.

Por Emilio Velazquez

Soy Emilio Velazquez webmaster y principal redactor de webinstant.es . Me encantan los perros y el café caliente por las mañanas.